Franquicias: Lavanderías de autoservicio una tendencia en boga

No Comment Yet

En la actualidad el auge de las franquicias de lavanderías se están convirtiendo en una total revolución por su forma de realizar el lavado y la limpieza de las prendas. ¿Pero por qué? Porque la sociedad cada vez realiza menos tareas del hogar y se concentra en otras actividades que las desvinculan con esta prioridad.

Es decir, las franquicias de lavanderías han acogido ese nicho para convertirlo en un mercado rentable, que va creciendo con el pasar de los años. Su éxito, se debe a un modelo de negocio dividido en: autoservicios y los que cuentan con personal de trabajo.

Una de las grandes ventajas que te permite la franquicia de lavanderías de autoservicio es ser tu propio jefe y contar con la mayor parte de tu tiempo, pues el negocio funciona de manera independiente.

Un ejemplo de ellos es Lavapiù MIELE, una empresa italiana con más de 650 puntos de venta en todo el territorio, y es la número uno en el sector de lavandería autoservicio de su país. Su expansión la motivó hasta el punto de integrar emprendedores con la formación, la asistencia y el asesoramiento de ellos, para que cualquiera tenga en mente esta opción.

¿Cómo es el modelo de las franquicias de lavanderías de autoservicio?

franquicias, lavanderías, autoservicio

Franquicias de lavanderías de autoservicio, una tendencia en aumento.

Su modelo se basa en 4 principios:

Facilidad de trabajo: gestión sencilla, pertenece a un negocio que necesita simplemente un control telemático porque su actividad se centra en el autoservicio.

Mínima observación: el trabajo se limita a estar controlado mediante cámaras y a la resolución de los problemas mediante el móvil.

Accesibilidad: arribo de los usuarios en cualquier sitio, gasolineras, centros comerciales, parqueaderos, etc.

Sin horarios: una modalidad que puede ser acogida por muchos, impulsando el negocio hacia la práctica del servicio a domicilio.

Por ende, las franquicias de lavanderías están entre los negocios que más atraen a los emprendedores, ya sea por su baja inversión inicial, su sencillez a la hora de instalarlo y la seguridad que muchas de las empresas ofrecen.

Lavapiù MIELE, se concentra en el contacto y la asistencia con el empresario, generando una inspección del lugar más idóneo para instalar el negocio, creando un proyecto visual del mismo, y la formación de la tienda con la asesoría de un profesional.

Tanto ha sido el alza de esta tendencia que sus estadísticas reflejan que el 93% de usuarios han sido atendidos satisfactoriamente, que se concentran más de 4000 clientes por negocio y la recuperación de la inversión estimada en tan solo 3 años.

Un sector como el de las lavanderías de autoservicio pretende convertirse en uno de los principales mercados en aumento, todo por la externalización de los quehaceres y las ocupaciones que los seres humanos vamos adoptando. Una buena oportunidad para el emprendedor que toma precauciones.

Jefferson Sandoval
Up Next

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *